jueves, 17 de octubre de 2013

Concierto de Inauguración del Curso Académico 2013-2014.


 El Conservatorio Profesional "Cristóbal de Morales" de Sevilla,  tiene el gusto de invitarles al Concierto de Inauguración del Año académico 2013-2014, en el 
Auditorio Falla , Calle Jesús del Gran Poder nº 49 (en obras!), 24 de octubre a las 20:00h. 
No te lo pierdas!


Johann Sebastian Bach (1685-1750)
Sonata BWV 1038
Largo – Vivace – Adagio – Presto
Sonata BWV 1030
Andante – Largo e dolce – Presto
Sonata BWV 1039
Adagio – Allegro ma non presto – Adagio e piano – Presto
Ana López, traverso Leonardo Luckert, viola da gamba Ana Moreno, clave
Notas al programa
Entre las múltiples actividades que J. S. Bach desarrolló durante su carrera, la enseñanza se convirtió en una importante ocupación. Muchos de sus mejores alumnos en Leipzig aprendieron tanto del estudio privado con él, como de la intensa participación que tuvieron en sus actuaciones musicales. Algunos de ellos se convirtirían más tarde en figuras prominentes de la vida musical alemana, como Carl Philipp Emmanuel Bach, Carl Friedrich Abel y Johann Kirnberger. A pesar de las esperanzas que pudo albergar de que su estilo contrapuntístico se conservase a través de ellos, Bach no persiguió en sus pupilos la imitación servil, sino que les permitió seguir los trazos compositivos propios de la época. Estas influencias pudieron ser una ventaja para él, pues abrían una puerta a las nuevas tendencias que ocasionalmente incorporaba a sus propias composiciones.
Un ejemplo fascinante de los métodos de enseñanza de Bach se puede ver en la Trio Sonata BWV 1038 en Sol Mayor, con el que comenzamos este programa. La línea del bajo de esta pieza fue compuesta originalmente por J.S. Bach para su Sonata BWV 1021 para violín y continuo. Se cree que fue su segundo hijo, Carl Philipp Emmanuel, quien compuso las nuevas partes melódicas para ese continuo, bajo la tutela de su padre, resultando en la obra que escucharemos en primer lugar.

Obra de madurez, sin duda, y compuesta hacia 1735 en la época de Leipzig, la "Sonata a cembalo obligato y traver solo" (catalogada hoy como BWV 1030) forma parte de las obras maestras de Bach. Algunos especialistas de su música han visto en ella incluso el arte y el modo de su hijo, Carl Philipp Emanuel. El Andante primero es un fragmento de extraordinaria amplitud, escrito a modo de dúo concertante para flauta y clave. Sobre un bajo sólido y a la vez expresivo, Bach pone en juego todos los recursos rítmicos de una escritura siempre en movimiento. Tresillos, dosillos, notas que se repiten insistentemente y motivos en semicorcheas y fusas se suceden en una elaboración contrapuntística cada vez más compleja, llena de imitaciones canónicas y cromatismos. El segundo movimiento, Largo e dolce, ofrece un curioso contraste entre la delicada melodía de la flauta y el rico y modulante desarrollo armónico del clave. Es un episodio cálido y apasionado pero, sobre todo, revela una maestría en el uso de recursos retóricos inalcanzable. El Presto final está construído en dos partes: se inicia con una corta fuga Alla breve, a tres voces, que culmina en una cadencia sobre la dominante. Lejos de encontrar la paz, ésta resuelve falsamente en una segunda parte con ritmo arrebatador de giga en 12/16, en estricto diálogo canónico alrededor de un tema eternamente sincopado; el virtuosismo de la pieza en sí es deslumbrante.

La Trio Sonata BWV 1039 en Sol Mayor es probablemente la versión original de la Sonata para viola da gamba y clavecín BWV 1027. En la última, Bach reasigna la parte de la flauta I a la viola da gamba gamba, atribuyendo a la mano derecha del clavecinista la parte de la flauta II y a la mano izquierda la realización del bajo. La obra encaja de nuevo en el formato de la sonata da chiesa: cuatro movimientos alternados en tempi lento-rápido-lento-rápido. Siguiendo el mismo estilo, las líneas melódicas desarrollan un movimiento imitativo casi exacto en los dos primeros movimientos, resultante de un magistral contrapunto que se extiende hasta el final de la obra. El primer movimiento, marcado Adagio, se divide en tres partes principales: inicialmente la segunda voz expone la melodía sobre un solo acorde arpegiado, acompañados ambos por una nota tenida del instrumentos más agudo. A continuación, las dos voces superiores desarrollan un contrapunto imitativo y, por último, la primera sección se repite para terminar en la dominante, pasando previamente por una serie cromática de acordes. El contrapunto imitativo abunda también en el vivaz Allegro que se desprende del Adagio. Hacia la mitad de este segundo movimiento la melodía inicial aparece invertida, serpenteando a través de nuevos entramados contrapuntísticos. Sigue a continuación un Adagio e piano en el que las voces superiores hacen sonar arpegios repetidos sin cesar, vagando por varias tonalidades sobre acordes de séptima y terminando nuevamente en la dominante de Mi menor. Finalmente la obra termina con un festivo Presto en forma de fuga a tres voces.
Texto: Ana López Suero


 En una entrada anterior de este mismo blog hay dos enlaces de vídeos de fragmentos del programa.